CONSEJOS

“EL CAMINO MÁS LARGO ES…”

dav

En un bar cogí esta servilleta, y con ella me hice un imán. Ahí está en mi nevera para recordarme cual es el camino más largo. Y tengo mi propio camino que recorrer, que lleva meses en mi cabeza y que con escusas pospongo empezar otra vez.

Si otra vez, no es la primera, ni la segunda, si no la tercera vez que empiezo otra vez a dejar de fumar. Hay situaciones personales, familiares, laborales… que nos llevan al límite y que nos hacen sentir que no podemos con todo y más cuando se dan todas juntas, entonces mantenerse firme en no recaer en el tabaco, es una lucha en la que nos dejamos vencer porque sabemos que en cada calada vamos a estar más relajados, olvidando que es al respirar pausada y rítmicamente es cuando nos relajamos.

“¿Te sentarías al lado de la chimenea de una fábrica?”

Y entre todas las cosas que se me han pasado por la cabeza en estos últimos dos meses es esta pregunta: “¿Te sentarías al lado de la chimenea de una fábrica?” o “¿Te sentarías junto al tubo de escape de un autobús?”… tú eliges las opciones en las que humo invada tu espacio personal y torne el ambiente irrespirable. Y esa elección la haces cada vez que enciendes un cigarrillo, generas humo, mal olor y lo disfrutas a solas o en compañía, con un café o una caña, en casa o en la calle… es tan agradable ese momento… es está tan rico ese cigarrillo en un momento de relax.

Hey!!! Despierta, estamos locos o qué??? Nadie se sentaría junto a la chimenea de una fábrica, ahí en el tejado a tomar un aperitivo con los amigos, nadie se sentaría junto al tubo de escape de un autobús a relajarse… pero te conviertes en algo similar cuando fumas y echas humo por la boca, literalmente.

El humo del tabaco se ha definido como humo de tercera mano, y se define como “aquel que describe la invisible mezcla de gases y partículas que permanecen adheridas al pelo y la ropa de los fumadores, a los muebles y a las alfombras o tapizados luego de que el fumador ya ha apagado su cigarrillo. Estas sustancias incluyen metales pesados, sustancias cancerígenas e incluso materiales radioactivos que pueden permanecer hasta dos semanas después de que se ha ventilado la habitación donde se estuvo fumando.” (Extracto de la web del Ministerio de Salud Argentino).

Osea, que no solo tiramos humo cual chimenea, sino que lo dejamos “pegado” por doquier y encima, aunque ventilemos, sus restos, duran. Ay qué inteligentes somos!!!

Pero ¿Qué tiene esa birria de cigarro para que cueste despegarlo de la mano?

  • Amoniaco: un producto de limpieza
  • Arsénico: Veneno contenido en raticidas
  • Butano: Combustible doméstico
  • Cianuro: Empleado en la cámara de gas
  • Formaldehído: Conservante
  • Azúcar: otro conservante que encima potencia los efectos de la nicotina
  • Metano: Combustible utilizado en cohetes espaciales
  • Cadmio: Presente en baterías
  • Monóxido de carbono: Presente en los humos de escape de los coches o de una caldera defectuosa. Es incoloro e indoloro.
  • Alquitrán: Pegotes negros flotantes que aparecen de vez en cuando en la playa y que se emplea para asfaltar las calles
  •  Benceno, Radón y demás basura: productos químicos que están prohibidos utilizarlos como componentes de artículos de uso doméstico.
  • Nicotina: Es el gancho para que el tabaco sea tan adictivo como la heroína o la cocaína. Cuando se está fumando la nicotina hace que las neuronas liberen una gran cantidad de dopamina, razón por la que los fumadores sentimos placer al fumar.

¿Harías en casa lo mismo, mezclar amoniaco, mataratas, butano… ? Pues mira por donde, lo compramos listo y preparado para fumar, además, todos sabemos que la nicotina es el componente más adictivo del tabaco, es una sustancia a la que se pega todo y sólo tarda 10 segundos en llegar al cerebro y hacer de las suyas. Pero los demás componentes también actúan. Por ejemplo:

El Butano Es un gas incoloro, inodoro y, si es consumido, puede ser muy tóxico generando vómito, náuseas y mareos.

La inhalación constante de Cadmio, puede dañar en una manera severa los pulmones y ocasionar la muerte. Por vía sanguínea, puede llegar al hígado y a los riñones, donde se puede acumular dañándolos. Además, puede producir: diarreas, vómito, fractura de huesos, daño del sistema nervioso central, daño en el sistema inmune, fallos en la reproducción incluso posible infertilidad.

El Alquitrán  mancha los dientes, los dedos y puede llegar a generar cáncer de lengua o boca.

El Arsénico puede ocasionar alteraciones de la piel como lesiones dérmicas además de otras enfermedades respiratorias, circulatorias y neurológicas.

Bueno, esto es un ejemplo de cuatro componentes, si te pones a buscar, por ahí se dice que tiene más de 4.000 componentes de los cuales unos 400 son potencialmente cancerígenos, nos parece una cifra elevada, pero la simple combustión genera más productos de desecho y aumenta el contenido nocivo del tabaco.

Vale, ya sabemos que lleva, como actúan algunos de sus componentes y ahora toca, motivarse para dejarlo de lado y considerar al humo, mala compañía.

¿¿¿Qué beneficios se obtiene al dejar de fumar???

Venga hagamos al lista que tod@s sabemos:

  • Se mejora la capacidad respiratoria, olfativa y gustativa.
  • El aliento huele mejor, y tú mismo hueles mejor
  • La piel se vuelve radiante, luminosa… el pelo suave y brillante, sedoso…
  • Estás menos hinchado
  • La tensión arterial se normaliza así como tus niveles de CO2
  • Disminuimos el riego de enfermedad cardiopulmonar, vascular y muerte prematura. Se mejora la resistencia frente ainfecciones.
  • Mejora nuestra resistencia en la práctica de actividades deportivas
  • Dejas de ser esclavo del tabaco con lo que ganas libertad y más hueco en el bolso.
  • Ahorras dinero y ganas tiempo.

Este último punto es increíble, si tardamos 10 minutos en fumar un cigarro, 15 son 150 minutos, oséase, que pasamos 2 horas y media del día echando humo por la boca, respirando aire nocivo, sucio, maltratando nuestro coco y cuerpo serrano pero es tan guay ese cigarrito después de comer!!!

Bueno, te dejo este finde reflexionando… yo estoy más que convencida. No quiero fastidiarte y que pienses, “jo! Que pesada!!!” Sólo que reflexiones y animarte o darte ese pequeño empujón (si como yo estás ahí, ahí queriéndolo dejar) y despegar el cigarrito de tu mano y que el aire limpio sea tu mejor compañía.

En el próximo post te explicaré mi método para dejar de fumar… bueno, a mí me ha sirvió en un par de ocasiones durante mucho tiempo, luego vinieron las circunstancias y las escusas y caí, como muchos. En él también te quitaré el miedo a engordar cuando se deja de fumar, las dos veces que lo hice apenas engorde 2 kilos. La dieta, aunque no lo creas tambien puede ayudarte y ser tu aliada. ¿Quieres que lo hagamos juntos? Cuiddiet te ayuda y te apoya.

Besotes a tod@s, dale al me guasta si ha sido así y compártelo en tus redes si también quieres ayudar a otros. Nos vemos la semana que viene. Que países un estupendo fin de semana.

Cuiddiet

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s