CONSEJOS, Gastroterapia

“DA DE COMER A TU PELO… DE TODO”

La contaminación, el sol, el abuso de lavados, tintes, secadores y planchas, recogidos tirantes, uso de productos inadecuados, falta de higienización de utensilios… muchas son las causas externas que pueden debilitar nuestro cabello y hacerlo romper o caer. Pero no sólo los agentes externos nos perjudica… el estrés, trastornos hormonales, perdida de peso, la mala alimentación, etc. son tambien causa de que hombres y mujeres suframos problemas capilares.

El autotratamiento es algo muy común, solemos acudir a la farmacia o al super, en busca de remedios para la perdida de cabello, tratamientos anti caspa o grasa, cremas para ese eczema o “sarpullido” que nos ha salido, etc. y en contra de mejorar, complicamos aún más el problema, muchas veces.

Por lo general, los problemas o trastornos más comunes relacionados con nuestro pelo son la caspa, el pelo graso, la debilidad y caída del cabello, el encrespamiento… Vemos como normal que se nos caiga el pelo en los cambios de estación o cuando estamos más estresados, es normal tambien perder el pelo en el embarazo y la menopausia, y parece ser el mayor de nuestros problemas cuando vemos como nuestra melena pierde densidad o tiene un aspecto pegajoso o nuestros hombros están cubiertos por un manto blanco. A todos estos trastornos se añade la inseguridad que genera, con la bajada de autoestima consiguiente, realmente nos incomoda y buscamos soluciones rápidas sin acudir a su origen.

Antes de dar recomendaciones dietéticas para abordar el cuidado del cabello, mi mejor consejo es que se acuda al dermatólogo ante TODOS los problemas que presente nuestro cuero cabelludo, no sólo cuando se padecen casos extremos como la foliculitis capilar, hongos, hipersensibilidad, la calvicie androgénica o la calvicie aureata… Sería muy fácil y divertido hablaros de como frutas y verduras, la carne y demás alimentos ayudan en el cuidado del cabello, pero sería una irresponsabilidad lanzarme a ello sin concienciaros de que la base de un buen tratamiento capilar pasa por las manos del especialista, quien buscará la causa exacta del problema y prescribirá el tratamiento adecuado a cada caso y si podemos tratar el origen del problema, lo erradicaremos totalmente y nos pasaremos media vida probando este o aquel producto.

Porque vernos bien nos importa, la alimentación puede ser un aliado perfecto y ahora en verano es un buen momento para empezar a cuidar desde dentro nuestra salud capilar.

En el primer post de esta semana, “El pelo y la melena al viento” os hablé un poco de la anatomía del cuero cabelludo y del folículo piloso, la maceta de cada uno de nuestros pelos. Recordemos que su base esta irrigada por vasos sanguíneos a través de los cuales nuestros pelos se alimentan, es la parte viva del pelo y como tal, ha de nutrirse.

Una mala alimentación, ya sea en cantidad o en calidad, puede debilitar nuestro pelo y por tanto, caer. Es normal, en estos casos, el cuerpo tiende a distribuir  los nutrientes y la energía ingerida en aquellos órganos y sistemas fundamentales para su correcto funcionamiento, y el pelo no lo es. Por eso, ante regímenes severos de adelgazamiento, un daño colateral es perder nuestra hermosa melena. Ello nos da idea de la importancia de la alimentación dentro de nuestro sistema.

¿Qué comer para que el pelo luzca bien?

Que no te coman el tarro, no te vuelvas loc@… Básicamente 4 son los nutrientes necesarios:

  • Proteínas  para la formación de queratina, cubierta exterior del pelo de forma escamada que lo protege de daños externos, entre otras cosas…
  • Vitaminas, principalmente Vitamina A, C , las del grupo B y biotina, Ácido Fólico
  • Minerales: Hierro, Zinc y Potasio, Selenio, Azufre…
  • Grasas, fundamental, el Ácido Graso Omega 3 y el Aceite de Oliva.

Y estoy segura de que de todos estos nutrientes comes a diario sin que lo sepas ya que los puedes encontrar en:

Las Vitaminas y Minerales:

a) Frutas y verduras:  Las verduras de hoja verde (acelgas, berzas, espinacas, etc.), el melón y la remolacha, tienen un alto contenido en vitamina A, la cual contribuye al fortalecimiento del cabello evitando el pelo quebradizo. Las judías verdes, el brócoli, los cítricos, pimientos,… en Vitamina C, que impide que el pelo se caiga al fortalecer el sistema inmunitario. ¿Sabías que bajo la piel de las patatas hay una pequeña cantidad de Vitamina C? Si lavas bien las patatas antes de cocerlas, una vez preparadas consúmelas sin pelar y tambien podrás aprovechar esta pequeña cantidad sumando nutrientes a tu dieta.

 

b) Legumbres y Frutos Secos : Las primeras son ricas en Botina y los segundos en Zinc, Magnesio, Hierro, Selenio y Vitaminas del grupo B. La importancia de la Botina radica en que fortalece el folículo piloso y el tallo del cabello, reparándolo. El Hierro además, contribuye a su pigmentación y oxigenación. Así no dejes de lado las lentejas, las nueces, las avellanas y las almendras tostadas…  El Magnesio junto con el calcio facilita que conciliemos el sueño y por tanto descansemos, rebajando los niveles de estrés. El Zinc, evita la alopecia, el Selenio aumenta el crecimiento del cabello, combate su envejecimiento y reduce la caspa al actuar sobre el hongo que provoca la provoca (fíjate que está incluido en muchos productos que tratan este tipo de problemas). El Azufre ayuda tambien al fortalecimiento del cabello y lo encontramos en las cebollas, puerros, perejil fresco, col, apio, guisantes, naranjas y manzanas… El Ácido Fólico, fortalece los folículos pilosos y el cabello, proporciona brillo a la vez que contribuye a su crecimiento, vegetales de hojas verdes, espárragos, legumbres, cítricos… son buena fuente de Ac. Fólico.

c) Cereales de grano entero o integrales: Ricos en vitamina B5 contribuyen a mantener sano el folículo piloso, pan y pasta integral, galletas integrales, copos de avena…

2. Proteínas:

a) Carnes y Pescados, ricos en Selenio, Hierro y Azufre de cuyas propiedades ya hemos hablado. El pescado, es rico en Ácido Graso Omega 3, del que hablaré en el apartado de las grasas.

b) Huevos,  que son ricos en biotina, con lo que tampoco pueden faltar en tu dieta.

Grasas:

a) El Ácido Graso Omega 3, promueve el crecimiento del cabello y su densidad, aportan brillo y elasticidad a la fibra capilar. Pescados ricos en Omega 3 son los pescados azules: El atún, la caballa, la sardina, los arenques, el salmón… Otros alimentos que son todo un lujo, el caviar y las ostras y no tan chic, la soja y las nueces.

b) El Aceite de Oliva, va genial para el pelo por su alto contenido en polifenoles y vitamina E, es el mejor aliado para prevenir los daños que la exposición solar ya que son componentes altamente antioxidantes.

aceite de oliva

Con todo ello, puedes darte cuenta que comiendo de todo, tal y como decía Grande Covián, en las cantidades suficientes, haciendo que nuestra dieta sea variada y completa, nuestra alimentación nos ayudará a tener un pelo sano y con los cuidados y mimos que le dediques, maravilloso, maravilloso…

El pelo padece un envejecimiento natural, la fibra capilar cambia y no es lo mismo la melena que lucías a los 20 que a los 40 o los 60, por mucho que pretendas, los años tambien se notan en tu pelo: cambia su color, su textura y grosor, el número de folículos activos disminuye, hay mas resecamiento y también su velocidad de crecimiento es menor, al margen de la conocida caída del cabello. Aceptar este hecho es fundamental para nuestra autoestima, forma parte del viaje de la vida…

Pero mientra llega el paso del tiempo aprovecha el verano, espetitos en la playa, zumos naturales, fruta lavada y sacada de la nevera bien fresquita, ensaladas  por doquier y de todo tipo, parrillada de verduras, gazpacho, Chuletas de cordero a la plancha, brochetas variadas de carne y verduras… mira la libertad que tienes para cuidar tu pelo en verano sin complicarte la vida.

Un menú por ejemplo para un día de playa…

  • Desayuno: Café con leche, tostadas de pan integral con aceite de oliva y una rodaja de melón.
  • Media Mañana:  Té verde al limón con hielo y un puñadito de almendras o avellanas tostadas.
  • Comida: Sandwich o bocadillo de pan integral con pechuga de pollo a la plancha, lechuga y cebolla o sardinillas con tomate de ensalada o atún con olivas y mayonesa (añadir 1 sobrecito de mayonesa antes de tomar el bocata o el sandwich). Para picotear: Palitos de zanahoria y apio.  Un buen bol de Ensalada completa, lechuga, cebolla, pepino, pimiento, apio, maíz, arroz, o pasta, olivas rellena, taquitos de jamón york… y otro bol de fruta cortada manzana, naranja, fresas, melocotón… o piezas enteras para el postre, lo que prefieras.  Con ésto iras con la nevera bien preparada.
  • Merienda: Batido de leche y plátano o cualquier otra fruta, con un puñadito de copos de avena si ya estáis en casa y si sigues en la playa, 1 cortada de sandia, contribuirá a rehidratar del cuerpo de tanto sol y calor.
  • Cena: Carne o pescado a la plancha con verduras aliñado con aceite de oliva virgen extra y unos toquecitos de pimienta. Y nos premiamos con un buen helado de yogur, natural o de frutas.

                                                                                                                                                                    agua con limaY no, no me he olvidado… importantísimo: la  hidratación. Beber agua, los ya conocidos 2 litros u 8 vasos al día, debe formar parte de nuestro  día a día como una rutina más. Vale que en el  chiringuito apetece más una cerveza fresquita o  un tinto de verano, pero esos días que sean los   de menos y no lo tomes como una costumbre diaria en vacaciones que volverás hinchado a más no poder, como dice el dicho: “Agüita clara que quita la sed y no embriaga”…                                                                                                                                                                                                                                       … Los niños claro están irán a por los refrescos de  cola, naranja o limón… como con todo, de vez en cuando, bien, pero no más allá. Son bebidas altamente azucaradas y no nos benefician ni a grandes ni a pequeños. Y si hablamos de zumos, procura que sean naturales, es siempre preferible la fruta entera, pero no siempre apetece dar bocados a una manzana, que quieres que te diga… estamos de vacaciones y algún que otro capricho nos podemos dar.

zumos Esto mismo que hemos comentado sobre el pelo y la alimentación puedes trasladarlo a otras épocas del año, cambia la ensalada de legumbres de verano por un buen potaje en invierno, tan fácil como eso, pero de todas formas, no te preocupes porque llegado el otoño prepararemos nuestro pelo para el frio con lo que os daré un recordatorio.

Bueno corazones, hasta aquí esta semana, espero que os haya resultado interesante o por lo menos curioso como he tratado el tema del pelo en general y de la melena en particular. La próxima semana  hablaremos de la piel, curiosidades, cuidados y alimentos que nos pueden ayudar. Hasta el Lunes, que tengáis un estupendo fin de semana!!! si vais de viaje, cuidadito en la carretera, “más vale perder un minuto en la vida que la vida en un minuto”.

Antes de cerrar, dale al like y comparte con tus amigos o en tus redes, cualquier duda o consulta estoy a vuestra disposición, encantada de atenderos. Nos vemos pronto,

Cuiddiet

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s