COACHING NUTRICIONAL

“El Objetivo Nutricional Inteligente”

Hace unos días os hablaba de la motivación y dejé en el aire el debate sobre si tu propósito de perder peso se basaba en la imagen o en la salud. Desconozco hacia que lado se habrá inclinado tu balanza, pero sea cual sea el motivo, ¡¡¡enhorabuena!!! porque has encontrado el motor para alcanzar tu objetivo.

En el Coaching en general y en concreto en el Nutricional, que es en el que yo me muevo, hay muchas preguntas, muchísimas y con ellas, sus respuestas y éstas no son correctas o incorrectas, buenas o malas, simplemente son vuestras respuestas que ayudan a que trabajemos juntos en vuestros objetivos.

meta 1

Metas y Objetivos vienen a ser lo mismo, pero cada objetivo tiene su “metas” y me explico… el objetivo que te propongas ha de ser:

Medible, Específico, enmarcado en el Tiempo, Alcanzable y del Seguimiento… nos encargaremos en consulta.

“Sentirse bien con uno mismo es un arma poderosa que nos hace ser capaces de conseguir nuestros propósitos”

Ahora bien, ese objetivo que te has planteado, sea el que sea, tiene un trasfondo que te lleva más allá. Hablamos de las EMOCIONES y SENTIMIENTOS que surgen a lo largo del proceso y que en definitiva se convierte también en un objetivo, sentirse bien con uno mismo. 

Ésto es en el fondo lo que andamos buscando, simple y llanamente, estar agusto dentro de nuestra piel y eso ocurre cuando nos gusta lo que de nosotros mismos vemos reflejado en el espejo. Esta percepción propia, es un arma poderosa que bien nos mueve y hace que arrasemos por donde vayamos o que nos hundamos en el barro y seamos incapaces de salir de él.

A medida que nos vamos acercando al objetivo, nos sentimos mejor, con cada pequeño éxito nos sentimos felices porque vemos que el esfuerzo merece la pena y que los “obstáculos” del camino, no nos han hecho caer y aunque así hubiera sido, nos damos nuevamente la oportunidad de volver a empezar… otra vez.

meta 2

Y te pregunto… ¿Cuál es tu objetivo? ¿Perder peso?, ¿ y cuánto peso quieres perder… 5, 7, 10 kilos?… Midamos el objetivo. Igual vale una cantidad de kilos determinada como alcanzar una talla, pasar de la 48 a la 40, por ejemplo. Todo lo que podamos cuantificar hará medible nuestro objetivo.  

Si sólo nos quedamos con la idea de  “perder peso” generalizamos lo que queremos, pero al determinar el objetivo en una cifra concreta, hacemos que éste sea específico… “quiero perder 5 kilos”.

Necesitamos concretar un recorrido temporal:

punto de partida y destino

Tenemos el punto de partida, el YO actual y el destino, el YO futuro… ¿Qué hay en medio? A parte de muchos éxitos, tropiezos, risas y llantos… TIEMPO. ¿En cuanto tiempo esperas conseguir el objetivo? ¿una semana, un mes, tres meses y medio…? Equilibra, no te pases, sé realista… nadie pierde 5 kilos en una semana de manera SALUDABLE, nadie. Si hablábamos de la balanza entre imagen y salud, hablamos ahora de la balanza pérdida de peso/tiempo.

¿Cual es la relación entre reducción de peso y tiempo ideal? pues desde mi punto de vista NO SE PUEDE GENERALIZAR, cada cuerpo es cada cuerpo, puedes tener o no una patología, cada cual tiene su propio ritmo y estilo de vida, cada cual tiene que corregir hábitos concretos y diferentes… ¿Por qué nos empeñamos en estandarizarlo todo? Luego nos molesta e irrita cuando nos tratan como a un número y no como a una persona.

Plantéate cuánto crees que tardarías en hacer la postura de yoga que vemos en la imagen…

No es un reto fácil y necesita su tiempo, pues con la pérdida de peso pasa lo mismo.

“Perder peso de forma rápida pude desencadenar consecuencias nefastas sobre nuestra salud física y mental”

Lo que si que es cierto, es que perder peso de manera rápida (y si puede ser fulminante mejor) puede llevar a consecuencias indeseadas y obviamente, involuntarias como puede ser la deshidratación. Lo primero que se pierde cuando bajamos de peso es líquido, lo más fácil de eliminar, luego vendrá la grasa, cuando nos percatamos que no perdemos peso tan rápido como al principio de la dieta. Las dietas extremas tiran de ello, sobre todo si se  práctica el ayuno, tan de moda, las dietas hiperprotéicas, como la dieta Dukam y las dietas muy bajas en calorías, esas que muchas veces nos inventamos. Todas ellas provocan esta deshidratación que producen un daño a nivel cardiovascular y renal porque ese agua que se elimina, que no está almacenada en un lugar concreto, no es como la capa grasa, ese agua forma parte de la composición corporal y la sangre, al igual que el cuerpo, es en su mayor porcentaje es agua y cuando se produce la deshidratación (debida en este caso a dietas extremas) la sangre se espesa al perder buena parte de este elemento, por lo que la tensión arterial baja, nuestro cuerpo sufre y baja el nivel de rendimiento, todo el sistema funciona desequilibradamente, forzando entre otras cosas la función renal.

Ese desequilibrio del sistema lleva a la fatiga, por eso es recomendable beber para evitar el cansancio, acuérdate de las recomendaciones de la DGT en la operación salida… hasta en estos casos se recomienda beber.  Y si a la falta de hidratación le añadimos la falta de nutrientes de las dietas extremas o restrictivas, el cuerpo que es muy sabio, tiende a economizar la energía que dispone y trabaja a ralentí, enviando señales. El cansancio es un mecanismo que tiene el cuerpo de decirte, “eh! estate quiet@”, “muévete poco que no hay gasolina para todo…”

Por otro lado, no se duerme bien, no descansas, con lo que estás irritables e irascibles y saltamos a la primera. Vamos que nuestro humor deja de ser maravilloso, el carácter se nos agria y la gente huye de nosotros deseosa de que nos tomemos un bocata de jamón o un donuts y “nos relajemos”.

Si a la dieta extrema le añadimos esa obsesión de hacer deporte como posesos para alcanzar lo antes posible nuestro objetivo, corremos el riesgo de lesionar nuestro sistema locomotor, músculos, articulaciones, huesos y tendones a la larga se resienten. Cuando no hay de donde tirar y coger la energía, esto es la grasa, el cuerpo tira de las proteínas presentes en los músculos, perdiendo de esta forma masa muscular. Por suerte o desgracia, esto tarda en llegar, no es automático, pero cuando llega es señal inequívoca de que “algo no funciona”.

Si practicamos deporte con esa debilidad muscular aumentaremos el riesgo de sufrir lesiones. Además, si tenemos bajos los niveles de GLUCÓGENO, la fatiga será nuestra compañera desde el primer minuto al practicar deportes de intensidad, que son los que solemos practicar para bajar de peso rápidamente: Running, Body Attack, Zumba, Spinning… entre otros.

Anorexia, Bulimia, Ortorexia… ¿quieres ponerlos de moda?

Y por supuesto, otra consecuencia es la deformación de la información y aclaro: Nunca antes hemos tenido más a mano el “MUNDO DIETAS MILAGRO” que hoy en día, y digo dietas milagro porque en buscadores no ponemos “perder peso de forma saludable” o “perder peso lentamente” o cosas similares, no. Nos gusta la prisa, la marcha e ir a la carrera y la pérdida de peso lo hemos convertido en eso, una carrera contra la báscula y el tiempo. Anorexia, bulimia, ortorexia… trastornos actuales movidos por la obsesión de perder peso o comer sano. Cada día son más frecuentes y por desgracia, más cercanos los casos. Cada vez se ven más familias afectadas por este problema que en contra de lo que uno se crea, no es problema de uno mismo sino que tambien afecta al entorno familiar. Es sumamente difícil tratar estos trastornos alimenticios e incluyo en este grupo a la Ortorexia, la obsesión por comer sano, porque forma parte del problema al ser un posible primer paso hacia la anorexia y/o la bulimia. ¿Quieres tu también ponerlos de moda?

A todo ésto es a lo que nos enfrentamos cuando queremos establecer una relación perdida de peso/tiempo sin contar con nuestra condición personal, esa que Dietistas y Nutricionistas tienen en cuenta y que nosotros “olvidamos”, cuando sólo importa tal fecha y/o el tiempo para alcanzarlo a costa de las consecuencias “involuntarias” que podamos sufrir. Así que…

  • Replantéate tu OBJETIVO.
  • Aplica la fórmula META.
  • Piensa y Actúa con SENTIDO COMÚN.

Si a la hora de redefinir tu objetivo, no terminas de tenerlo claro y necesitas ayuda, ponte en contacto y resolveré las dudas que pudieras tener. Estaré encantada de ayudarte.

Bueno, pues os dejo pensando sobre las balanzas imagen/salud y perdida de peso/tiempo. Ya os dije que esta sección os haría pensar… mucho.

Que disfrutéis del fin de semana. Nos vemos pronto.

Cuiddiet.

Nota: las imágenes editadas proceden de Pixabay.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s