CONSEJOS Y CUIDADOS

“Ojito con los Laxantes… “

Ya lo hablamos este verano, pero quiero ser más precisa… ponerse a dieta e ir estreñid@ suele ir de al mano, vaya tontería ¿no? pues es una realidad para much@s. Y justamente, el día que no vamos al baño, ese día tenemos un evento, barriga hinchada, molestias e incomodidad… mala suerte. Como hay que ir si o si, recurrimos a enemas o supositorios de glicerina, esperamos 10/15 minutos, surte efecto y “sale el sol” en nuestro día. ¡Qué alivio!.

Si no es así, ya vamos apurados todo el día. El ejemplo del evento no es un mito, seguro que te has identificado con él, en nuestro día a día, las prisas tambien influyen y eso de que “hay que tomarse su tiempo” queda para el que tiene tiempo.

Podemos definir el estreñimiento como la alteración del intestino que consiste en una excesiva retención de agua en el intestino grueso y el consiguiente endurecimiento de las heces, por lo cual se hace muy difícil su expulsión o tambien cuando una persona tiene tres o menos evacuaciones en una semana y las heces suelen ser duras y secas siendo su expulsión en muchos casos dolorosa y sumamente dificultosa.

¿Cuándo considerar la existencia de Estreñimiento? Precisamente, cuando a lo largo de la semana estamos 3 dias seguidos sin ir al escusado o como mencionaba anteriormente,  que tengamos menos de 3 deposiciones a la semana.

Causas: probablemente tod@s las sabemos y si no media patología alguna:

  • Dieta pobre en fibra
  • Hidratación insuficiente
  • Falta de ejercicio físico
  • Estrés.

Esas son las causas normales del estreñimiento en una persona sana que no toma medicación, porque luego existe la posibilidad de que algún fármaco que nos hayan prescrito nos produzca ese efecto tan indeseado.

Tipos de Laxantes: podemos hacer una rápida clasificación:

  • EVACUANTES INTESTINALES: Aumentan el volumen de las heces facilitando el reflejo de la defecación y hacen que ésta se produzca más fácilmente o los que lubrifican y facilitan el vaciado intestinal.
  • PURGANTES o LAXANTES: Causan heces más “pastosas”(laxantes) o “líquidas”(purgantes).

Aguantarse las ganas, no trae nada bueno…

Como el estreñimiento es un mal común, vemos como normal padecerlo; cada uno tiene su propio ritmo, hay quien hace dos evacuaciones al día y hay quien va día sí, día no. El ritmo de vida que hoy llevamos, que hace que vayamos locos de acá para allá,  frecuentemente es causa de el estreñimiento, como antes decía, vamos tan a la carrera que a veces entra el apretón y nos aguantamos porque no hay un servicio cerca o bien porque estamos terminando de hacer algo y directamente pensamos …” termino de hacer esto y voy” o simplemente nos pilla fuera de casa. O estamos en un aseo público y entra alguien en ese momento y nos corta el rollo.

Al aguantar la ganas de ir al baño, las heces pasan más tiempo en nuestro interior y allí, el poco agua que les queda, se absorbe y hace que se endurezcan más. Si continuamos con la mala costumbre de aguantarnos las ganas, a largo plazo, podemos perder el reflejo defecatorio y recuperarlo es un poquito complicado.

Peligros del uso indiscriminado:

Claro, como es mal frecuente y está al alcance de nuestra mano, tiramos de laxantes para evacuar. El uso de laxantes ha de hacerse por indicaciones médicas,  puede crear dependencia, fastidiarnos la flora intestinal y lo peor del caso, DISMINUIR la absorción de nutrientes al pasar a toda pastilla por nuestro “sistema interior”: Calcio, Potasio y Electrolitos van fuera y por supuesto, perdemos AGUA que puede provocar deshidratación y como no, irritación intestinal.

Hay quienes lo utilizan como coadyuvante en el proceso de pérdida de peso porque el cambio de dieta ha provocado el estreñimiento. Cualquier cambio de dieta puede favorecer el estreñimiento, precisamente por el cambio de hábitos alimenticios, sin más.

wc 7

¿Remedios? Pues para prevenirlo y evitar el uso sistemático de los laxantes cuyos riesgos y peligros ya he mencionado, podemos recurrir a… lo de siempre:

  • Toma más fruta, verdura, hortalizas, introduce tambien el salvado en tu dieta y algún que otro producto integral, tampoco te pases porque ingerir en exceso fibra alimentaria tambien puede disminuir la absorción de nutrientes en nuestro intestino o interferir en la medicación.
  • Hidratarse, beber los ya sabidos 8 vasos de agua al día, hidratarnos tomando fruta y verdura… el agua es vida y es necesario beber con mayor motivo cuando aumentamos la ingesta de fibra alimentaria.
  • Moverse, deja la silla o el sillón y sal a la calle, andar ayuda al movimiento peristáltico que facilita el tránsito de las heces hacia la salida.

 

 

Mímate, relájate… el estres es otro enemigo de tus tripitas y las paraliza. Mi mejor consejo es andar, lo he dicho muchas veces, es una forma sencillísima de mantenernos activos y nos relaja y oxigena.

Si quieres más consejos, vuelve al post “La Visita Obligada”…

Si aún así persiste tu estreñimiento, acude al médico para  que evalúe tu caso y de esta forma evitaremos empeorar la situación.

Bueno, hasta aquí la semana. Que disfrutéis del Finde. Dale al Like si te ha gustado o compártelo en tus redes, la semana que viene más y mejor. Nos vemos,

Cuiddiet

Nota: las imágenes editadas son de Pixabay.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s