CUIDDIET INFO

Reeducación Alimenticia, la base del éxito en cualquier dieta.

Al hablar de dietas, la mente se nos va directamente a la pérdida de peso, salvo, claro está, que nuestra dieta tenga que estar marcada para atender otros aspectos debido a Diabetes, Colesterol, Hipertensión, Enfermedades Inflamatorias Intestinales, Reflujo… por mencionar algunas de las más frecuentes hoy en día.

No es lo mismo acudir al Dietista-Nutricionista por nosotros mismos a que seamos remitidos a estos especialistas de la nutrición ya que en este caso, no tenemos la mismas ganas ni la misma motivación y aunque la tuviéramos, el globo se deshincha.

Está claro que hasta que no vemos las orejitas al lobo, no vamos a cambiar de actitud y tampoco asi, cuando el “susto” del diagnóstico pasa, volvemos a caer en los mismo errores.

Bien, vamos al dietista y… nos pone la dieta, la seguimos un tiempo mirando esa hoja con las instrucciones de lo que se supone que va a ser nuestra pauta dietetica temporal o de por vida, termina el tratamiento en consulta y…. al tiempo toca volver a empezar. Como no ha sido efectiva del todo, porque hemos recaído, buscamos otras fuentes de información, la base la tenemos, el dietista nos dió instrucciones pero, bien por economía o por falta de tiempo es más fácil abrir el ordenador o la tablet o el móvil y acudir a Mr. Google, que todo lo sabe, y empieza la búsqueda de aquello que queremos oír, dietas adecuadas a nuestro estado, fáciles de llevar con la ley del mínimo esfuerzo y que llevaremos durante un tiempo. Y asi seguiremos a lo largo de la vida hasta que nos hartemos y pasemos del tema. ¿No te da la sensación de llevar toda la vida a dieta?

¿Qué ha pasado? que ese primer tratamiento en consulta, posiblemente, no ha ido acompañado de un buen proceso de reeducación alimenticia ni motivación, personal o del profesional que nos ha tratado. O puede que aunque el dietista se haya deslomado por nosotros, nuestra motivación no era la que debía ser porque no es momento para nosotros y es mejor esperar y concienciarnos… en ésto intervienen muchos factores, pero está claro, sólo la reeducación puede hacer que se rompa la rueda de ponernos a dieta una y otra vez a lo largo de nuestra existencia.

Desde que nacemos hasta que morimos comemos varia veces al día cada uno de nuestros dias, empezamos bien con la lactancia materna o con el biberón, pasamos a las papillas y progresivamente a una alimentación normal para la casa de cada uno, porque cada casa tiene sus costumbres y las seguimos hasta que nos independizamos y nos las llevamos con nosotros mismos, con lo que esa costumbre tan enraizada es difícil de cortar. Cuando somos pequeños se nos pone directamente el plato en la mesa, y comemos lo que se nos presenta, nos enseñan a manejar los cubiertos, a masticar con al boca cerrada, a no hablar con la comida en la boca… pero nociones de nutrición no tenemos hasta que empieza a importarnos ese aspecto de nuestra vida y buscamos como alimentarnos y nutrirnos correctamente, entonces es cuando tomamos conciencia de lo que comemos y empieza el cambio.

Pues bien, eso es lo que tratamos de hacer los Dietistas-Nutricionistas, concienciaros de que es importante unir las terapias dietéticas y de reeducación para conseguir el fin del tratamiento de forma exitosa, fin que se reduce a tres palabras: Mejorar la salud. Hacer que nuestra dieta sea equilibrada, variada y suficiente tanto en cantidad como en calidad de nutrientes ¿¿¿es sólo labor del nutricionista??? No, no sólo depende del profesional, tambien depende del esfuerzo que pongamos nosotros mismos en el tratamiento, y no me refiero a seguir la dieta que nos paute a pies juntillas, no, me refiero a prestar atención a aquellas pautas que nos marca para un correcto proceso de reeducación adecuado al caso concreto.

Quizás no lo estés haciendo del todo mal y sólo necesites reorganizar un poco tu dieta, o a lo mejor sólo es establecer un horario mas adecuado o aumentar la hidratación a lo largo del día… o quizás haya que eliminar o restringir determinado alimentos que puedan perjudicar tu salud y no lo sientas, como la restricción de hidratos en la diabetes o la reducción de sal en tratamiento dietetico de la hipertensión arterial. Cada caso es un mundo… particular.

El juego de la reeducación tiene sus reglas y lleva su tiempo, y como con otras cosas, caemos y nos volvemos a poner de pie, paramos y volvemos a empezar… no es fácil y nadie dice que lo sea. Hay que tener muy claro el objetivo a alcanzar, los pasos que debemos dar, los muros y barretas que nos vamos a encontrar, las emociones y sentimientos que podemos sufrir, positivas y negativas, los momentos críticos… No son cambios que se consiguen de hoy para mañana, son cambios que se notan progresivamente a lo largo del tiempo, en pocas semanas notamos los primeros cambios que irán a más. Importante, perseverar. Como dice el dicho:

“Despacito y buena letra, que el hacer las cosas bien, importa más que el hacerlas”

Bueno, si estás pensando acudir a un dietista-nutricionista, pregúntale tambien por este aspecto del tratamiento, con el fin de que durante el mismo y cuando termines la dietoterapia, puedas llevar una correcta alimentación en tu día a día para el resto de tu vida.

En fin Cuidditeros, espero que os haya hecho reflexionar un poquito hoy con esta avanzadilla de la Reeducación Alimenticia. Hacia tiempo que no os decia nada, es un placer volver a estar con vosotros otra vez y como siempre, si te ha gustado, dale al like y compártelo en tus redes y con tus amigos. Hasta el próximo post, un besote.

Cuiddiet

Nota: la imagen procede de Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s