CUIDDIET INFO, CURIOSIDADES

El Huevo y la Dieta mediterránea

Tratar de averiguar que fue primero el huevo o la gallina es algo difícil de lograr porque no hay huevo sin gallina ni gallina sin huevo pero lo que si es cierto es que  hace unos miles años en la India y en China, empezaron a domesticarse las primeras gallinas salvajes que campaban por las selvas y fueron las tribus nómadas de la época con sus gallinitas a cuesta, quienes expandieron la gallina y su domesticación a otras partes del planeta y junto con la carne del ya mencionado ave, sus huevos pasaron a formar parte de nuestra alimentación…

En España, la avicultura de puesta, es decir aquella destinada a la producción de huevos, es más antigua que la tos ya que a principio de la era cristiana y a lo largo de la historia encontramos distintos autores en cuyos tratados se nos explica como criar las gallinas, donde colocar óptimamente los gallineros, los cuidados que requieren, su alimentación…y no sólo autores romanos como Lucio Junio Moderato sino tambien árabes como Abu Zacaria Iahia en el siglo XII o españoles como Alonso de Herrera en el siglo XVI, Nicolás Casas en el siglo XIX… Esta correlación de tratados nos indica la importancia del huevo y de la carne de las aves de corral en nuestra alimentación.

El Códex Alimentario Español, admite y define sólo como huevo aquel procedente de la gallina y al resto, hay que ponerle nombre y apellido: Huevo de Codorniz, Huevo de Oca, etc. La RAE lo define como ¨Cuerpo redondeado, de tamaño y dureza variables, que producen las hembras de las aves o de otras especies animales, y que contiene el germen del embrión y las sustancias destinadas a su nutrición durante la incubación.

Si buscamos los Principios de la Dieta Mediterránea, veremos que no hace referencia directa al huevo sino que en lo que ingesta proteica se refiere, habrá preferencia del pescado sobre la carne y en referencia a ésta, es recomendable más carne blanca que roja, entonces… ¿qué pasa con el huevo?

El huevo FORMA PARTE DE LA DIETA MEDITERRÁNEA y no hay más que verlo en la cantidad de recetas que forman parte de antiquísimos y modernos recetarios como ingrediente principal de nuestros platos o como ingrediente secundario en la elaboración de otros: en tortilla, fritos, pasados por agua, cocidos… o como parte de bizcochos, yemas, creps, o salsas…

Las mil y una elaboraciones que nos permite, han hecho que el huevo sea uno de nuestros alimentos favoritos en prácticamente todos los país del mundo y en cada uno de ellos, hay una receta de huevo tan famosa como nuestra querida TORTILLA DE PATATAS.

¿Qué curiosidades presenta el huevo para ser tan preciado?

El huevo es un alimento 2 en 1, es decir esta formado por dos partes que podemos ingerir juntas o por separado: La clara y la yema.

LA CLARA O ALBUMEN, carece de grasa, es fuente de proteína, la ovoalbúmina, de agua en un 88% y en vitamina B2 o Rivoflabina y Nicina. Su riqueza en aminoácidos esenciales y el equilibrio entre ellos, la facilidad de su asimilación… hace que la proteína del huevo sea considerada como proteína de alto valor biológico, con lo que ya por ésto es recomendable incluirlo en nuestra dieta.

HUEVO FRITO

LA YEMA, esa parte anaranjada que da gusto untar con un pellizco de pan crujiente, rompiendo la membrana vitelina, que le da forma, y desparramando la yema en un huevo frito… es rica en lípidos, vitaminas y minerales lo que hace que sea aún más valiosa que la clara y juntas ambas partes un superalimento. El agua que contiene es aproximadamente un 50% de su contenido. En resumidas cuentas… el huevo nos aporta vitaminas, A, D, E, Riboflavina y Niacina, Ácido Fólico y B12, Colina o B7, Biotina y Ácido Pantoteico y minerales como Fósforo, Selenio, Zinc, Hierro.

Para saber más del valor nutricional del huevo podeis pinchar en el siguiente enlace a la web de la FEN, la Fundación Española de la Nutrición

 http://www.fen.org.es/mercadoFen/pdfs/huevos.pdf

Si tan bueno y estupendo es… ¿dónde está la polémica sobre su consumo?

Si buceas por la red, verás que hay defensores y detractores sobre el consumo “excesivo” y por excesivo me refiero a más de 3 huevos a la semana, a partes iguales. Si has pinchado en el enlace de la FEN, habrás visto que el perfil lipídico del huevo es de lo mas saludable salvo que el contenido de colesterol en un huevo mediano, 62 gr, nos aporta unos 200 mg de colesterol, 100gr de producto aporta 373 mg,. La recomendación de colesterol /día es de 300 mg o menos, a ser posible.

La OMS recomienda en prevención de la enfermedad cardiovascular que se limite y controle la ingesta diaria de grasas, en el conjunto de una dieta equilibrada y variada que nos aporte suficiente cantidad y calidad de nutrientes.

Como el huevo es un alimento proteico, variar la fuente proteica nos ayudará en ese equilibrio alimenticio que procuremos. Cuanto más variados sean los alimentos que integran nuestra dieta, mas variedad de nutrientes ingeriremos.

Además, el huevo está presente en muchas productos que compramos y que desconocemos o no nos acordamos que lo contienen, entre ellos:

 

  1. La mayoría de las masas que venden refrigeradas para pizza, hojaldre y empanadilla.
  2. Dulces, merengues, helados, batidos, turrones, flanes, cremas, caramelos, golosinas.
  3. Productos de pastelería y bollería: bizcochos, magdalenas, galletas, pasteles
  4. Salsas (mayonesa), gelatinas.
  5. Algunos cereales de desayuno.
  6. Pastas al huevo, rebozados, empanados.
  7. Fiambres, embutidos, salchichas, patés

También puede estar presente bajo denominaciones como: Lecitina (a excepción de la lecitina de soja), albúmina u ovoalbúmina y todos aquellos ingredientes que empiecen por ovo, tambien como emulsionante, lisozima, vitelina, como pigmento amarillo… Y tambien en casa lo incluimos en ensaladas y ensaladillas, en sopas, platos combinados, en empanados… y es que el huevo da mucho juego.

Debemos tener en cuenta si estamos perfectamente sanos, sin problemas cardiovasculares para poder optar a tomar mas de tres huevos por semana. Los ovolacteovegetarianos por ejemplo, con la leche y el huevo además de con las proteínas vegetales, ingieren las suficientes proteínas para regenerar estructuras corporales, por ejemplo. Tenemos que valorar tambien la edad, no es lo mismo un niño que un anciano, no es lo mismo un deportista de élite que una persona que sale a dar un paseo 3 veces al año… Y como no, durante el embarazo evitaremos la ingesta de huevo crudo y las preparaciones que lo contengan como el Steak Tartar, por ejemplo pero no asi perfectamente cocinado.

En definitiva, en la variedad está el gusto y desde Cuiddiet, mi recomendación es no sobrepasar los 3 huevos a la semana, teniendo en cuenta que lo vamos a ingerir “camuflado” en otros platos…  porque si, el huevo forma parte de nuestra querida Dieta Mediterránea.

No podemos demonizar un solo alimento separado de la dieta que llevemos. Lo que tenemos que hacer es procurar una dieta equilibrada, variada y suficiente en cantidad y calidad de nutrientes, volver a tomar gusto por cocinar y evitar los alimentos precocinados y demás ultraprocesados, escoger productos frescos, a granel a ser posible, de proximidad y estacionalidad, porque todo ésto integra uno de nuestros mayores tesoros: La Dieta Mediterránea.

En fin Cuidditeros, espero que os haya gustado el post de hoy. Si es así, compártelo con tus amigos o en tus redes, y si deseas deja un comentario.

Nos vemos pronto,

Cuiddiet.

Nota: La imágenes publicadas son de pixabay y alguna que otra, de cosecha propia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s