CUIDDIET INFO

Colostomía, un viaje por la historia.

Hace poco más de un mes, me encontré por el espacio cibernético, la historia de un chico inglés que tras una dura intervención por cáncer de colon, le habían practicado una colostomía, la cual no es más y brevemente explicada, que realizar una abertura en el abdomen por el que el organismo se libra de los excrementos que quedan recogidos en una bolsa adherida y sujetada al cuerpo y que se vacía y/o cambia periódicamente todos los días. Puede realizarse en la zona del íleon o del colon y por ende, se denominarán Ileostomía o Colostomía, respectivamente.

Pues bien, ésto así bastamente explicado, sin entrar en tecnicismos de cómo se realiza, ha cambiado la vida para miles de personas en el mundo… a lo largo de la historia.

Leer este artículo, no sólo me acercó más a conocer sobre el tratamiento dietético que requieren este tipo de pacientes sino a profundizar un poco más en sus orígenes, ¿de quien fue esta idea? punto de partida de mi investigación.

PRAXAGORAS DE COS

Pues bien, en contra de lo que podáis pensar, no es algo de los tiempos modernos sino del siglo IV a.c.  cuando Praxágoras, coetanio de Aristóteles, empezó a realizar las primeras intervenciones para el alivio de una obstrucción o trauma intestinal producidos por heridas de guerra. Él, Praxágoras, practicaba una fistula enterocutánea (abertura que permite que el contenido del intestino pase al exterior) con un hierro candente, pero los resultados no fueron descritos, una pena.  Con el paso del tiempo, se pudo comprobar que se podía sobrevivir aplicando este tipo de intervenciones.

Durante muchos siglos, la historia se queda muda, poca o nada de literatura hay al respecto, pero a partir del siglo XVIII, empieza la gran cascada de información:

En 1710, Littré recomendó la practica de la cecostomía inguinal a pacientes con ano imperforado (el ano no tiene orificio). En 1776, Pillore, reportó el caso de una mujer intervenida que sobrevivió a la intervención pero desgraciadamente falleció, no por la intervención en sí sino por el laxante administrado, rico en mercurio que quedó retenido en parte en su intestino delgado produciendo su fallecimiento.

ESQUEMA DE UNA COLOSTOMIA

A Duret, se le atribuye la primera colostomía inguinal para tratar a un niño con ano imperforado en 1793 y que llegó a vivir hasta los 45 años… Duret desarrolló una técnica que sigue vigente hoy en día, por la que se evita la retracción del intestino, es decir, que una vez hecha la abertura y “extraída” la porción de intestino para realizar la colostomía, éste vuelva dentro del organismo.

Cómo veis, son muchos los médicos que a lo largo de los siglos XVIII y XIX fueron desarrollando distintas técnicas:  La primera colostomía transversa se atribuye a Fine en 1797, mientras que Amussat, publicó en 1835, una técnica experimental de anastomosis intestinal y como practicar estas intervenciones sin posibilidad de contaminación transperitoneal. Recordemos que en esta época, las infecciones eran muy frecuentes y muchos pacientes fallecían por la falta de higiene, pero hay que retrotraerse aquellos años para entender la importancia de este avance. De 29 pacientes que reportó, 20 murieron de peritonitis, 5 fallecieron por otras causas y 4 sobrevivieron, un éxito para la época.

Fue en 1879 cuando Van Erckelens estudió las 262 colostomías realizadas hasta ese momento tanto con la técnica de Amussat, como con la de Littré. El resultado de dicho estudio reflejó que el 40 % de los pacientes fallecieron (105) pero no a consecuencia de la intervención, sino de patologías previas a ésta.

Este mismo año, en Alemania, Baum realizó la primera Ileostomía con resección del colon derecho por cáncer. El paciente desgraciadamente falleció, pero abrió las puertas a un nuevo tipo de intervención. Los médicos cirujanos siguieron investigando… así llegamos al 1884, año en el que Karel Maydl desarrolla una técnica de colostomía en asa sostenida y a él también se le atribuye la práctica de la primera resección de un carcinoma de colon con ileostomía a la que el paciente sobrevivó y se recuperó totalmente.

CINTURÓN DE COLOSTOMIA

Por fin llegamos al siglo XX, en cuyos primeros años años destacó la figura de Ernest Miles, el cual desarrollo los criterios de la resección abdominoperineal, empezando así, una nueva era quirúrgica cuya evolución, fue paralela al desarrollo de nuevos métodos de continencia realizados de forma quirúrgica.

Los avances más notables se desarrollaron en las décadas de los 70, 80 y 90, lo cual dio pie a una nueva clasificación de los estomas, en permanentes y temporales, éstos últimos son reversibles y se suelen realizar en determinadas circunstancias.

Los cuidados antes, durante y después de la operación,  son tan importantes o más que ésta. La higiene es fundamental para la prevención de infecciones, corren el riesgo de sufrir irritaciones so sólo por el adhesivo de la propia bolsa sino por el contenido intestinal excretado… Si nos paramos a pensar, llevar una vida condicionada por una enfermedad, tener una solución quirúrgica y a partir de ella tener que vivir, aunque sea temporalmente, con una bolsa en la que se recojan los excrementos debe ser un golpe no sólo físico sino también emocional muy fuerte. Por eso me llamó la atención el artículo al que me refería al empezar mi post, como un chaval joven y como él, otras muchas personas, han conseguido superar y asumir su nueva situación y llevar una vida plena. Seguro que tienen un día de bajón, como todos, pero, al igual que todos, remontan.

Lo más importante y ésta es una lección de tenacidad y constancia, es que la investigación y el desarrollo de distintas técnicas a lo largo de la historia ha hecho que a día de hoy, médicos y cirujanos de todo el mundo puedan brindar una solución a muchos pacientes, que les permita empezar una  nueva etapa en su vida, porque a fin de cuentas, a lo largo de la vida, siempre hay que aprender a vivir.

Así que desde Praxágoras hasta los investigadores, médicos y cirujanos del siglo XXI que se han dedicado y dedican a la investigación, desarrollo y aplicación de ésta técnica quirúrgica y otras muchas…. ¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!

En fin Cuidditer@s, mi curiosidad quedó saciada. Espero que os haya gustado este post y lo compartáis con vuestros amigos en vuestras redes sociales. Feliz finde a tod@s.

Cuiddiet

Nota: las fotos publicadas proceden de Pixabay, psicologiaencancer.com y Galenmedical.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s