CONSEJOS, Gastroterapia

“DA DE COMER A TU PELO… DE TODO”

La contaminación, el sol, el abuso de lavados, tintes, secadores y planchas, recogidos tirantes, uso de productos inadecuados, falta de higienización de utensilios… muchas son las causas externas que pueden debilitar nuestro cabello y hacerlo romper o caer. Pero no sólo los agentes externos nos perjudica… el estrés, trastornos hormonales, perdida de peso, la mala alimentación, etc. son tambien causa de que hombres y mujeres suframos problemas capilares.

El autotratamiento es algo muy común, solemos acudir a la farmacia o al super, en busca de remedios para la perdida de cabello, tratamientos anti caspa o grasa, cremas para ese eczema o “sarpullido” que nos ha salido, etc. y en contra de mejorar, complicamos aún más el problema, muchas veces.

Por lo general, los problemas o trastornos más comunes relacionados con nuestro pelo son la caspa, el pelo graso, la debilidad y caída del cabello, el encrespamiento… Vemos como normal que se nos caiga el pelo en los cambios de estación o cuando estamos más estresados, es normal tambien perder el pelo en el embarazo y la menopausia, y parece ser el mayor de nuestros problemas cuando vemos como nuestra melena pierde densidad o tiene un aspecto pegajoso o nuestros hombros están cubiertos por un manto blanco. A todos estos trastornos se añade la inseguridad que genera, con la bajada de autoestima consiguiente, realmente nos incomoda y buscamos soluciones rápidas sin acudir a su origen.

Antes de dar recomendaciones dietéticas para abordar el cuidado del cabello, mi mejor consejo es que se acuda al dermatólogo ante TODOS los problemas que presente nuestro cuero cabelludo, no sólo cuando se padecen casos extremos como la foliculitis capilar, hongos, hipersensibilidad, la calvicie androgénica o la calvicie aureata… Sería muy fácil y divertido hablaros de como frutas y verduras, la carne y demás alimentos ayudan en el cuidado del cabello, pero sería una irresponsabilidad lanzarme a ello sin concienciaros de que la base de un buen tratamiento capilar pasa por las manos del especialista, quien buscará la causa exacta del problema y prescribirá el tratamiento adecuado a cada caso y si podemos tratar el origen del problema, lo erradicaremos totalmente y nos pasaremos media vida probando este o aquel producto.

Porque vernos bien nos importa, la alimentación puede ser un aliado perfecto y ahora en verano es un buen momento para empezar a cuidar desde dentro nuestra salud capilar.

Sigue leyendo ““DA DE COMER A TU PELO… DE TODO””

CONSEJOS

EL VERANO Y TU PIERNAS

sandalias rosas

Para hoy se esperan, altas temperaturas. Normal es verano… Sol, calor y quien puede, playa. A estas alturas del año, segunda semana de Julio, hace tiempo que lucimos una piernas más menos morenitas, a mí me cuesta que cojan color, pero bueno, allá para Agosto fijo que lucen bronceadas.

Eva, una de nuestras seguidoras, me propuso un tema francamente interesante para todas nosotras y más en esta época del año en la que shorts y minis están impuestas junto con las faldas midi y dejamos ver nuestros tobillos… “Comentario: Buenos días: estoy encantada con tu blog, me gustaría que dieras algún consejo para seguir una dieta sana y evitar la retención de líquidos. Gracias.” No Eva, gracias a ti por tu propuesta, de corazón.

Bien, recalco lo de enseñar tobillos y también los pies porque ahí es donde más se nota este problema. Quien lo padece suele despertar y empezar el día con unas piernas divinas pero a eso de media tarde, ya se notan las piernas pesadas e hinchadas incluso la pancheta que amaneció plana, sobresale. Consejito: si tenéis que comprar zapatos SIEMPRE y repito SIEMPRE por la tarde.

A nuestro favor y a la vez en contra tenemos el verano, a favor porque nos va a resultar muy fácil seguir unas pautas que nos ayudarán pero en contra está el calor que es una de las principales causas de este problema.

Aviso que este post va a ser un poquito más largo de lo que suele ser habitual, pero el tema propuesto lo requiere.

Para poder poner remedio hay que saber y entender lo que sucede y en este caso, el calor intenso del verano, dilata los vasos sanguíneos haciendo que se vuelvan más porosos y tiendan a una mayor pérdida de líquidos que queda acumulado en los tejidos, es como si fueran unas pantis, por poner un ejemplo y me explico, cuando las compras están tupidas pero cuando te las pones ensanchan y ves perfectamente su trama, en ambos casos, un líquido se filtraría por ellas. Pues eso más menos es lo que sucede en nuestro sistema circulatorio, esa filtración de doble sentido, de entrada y salida, hace que puedan pasar desde las células a la sangre los desechos celulares, el CO2 y demás  sustancias a eliminar y de la sangre pasan a los tejidos y por ende a las células, el oxígeno, el agua y los nutrientes que las “alimentan”.  Sigue leyendo “EL VERANO Y TU PIERNAS”